Vemos en los bares, tabernas, tiendas y bodegas piezas de jamón colgadas en el techo, esto es, principalmente para que las piezas se ventilen.

Sin embargo, esta práctica tuvo en su origen una finalidad muy diferente; y es que, durante la época en la que los judíos eran perseguidos, tener un jamón colgado en el techo significaba que en ese establecimiento se comía cerdo y que, por lo tanto, no eran judíos y les liberaba de las investigaciones policiales.

One thought on “¿Por qué se cuelgan los jamones?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *